31 de julio de 2014

[Libros] Misery – Stephen King (1987)

Tras más de 20 años alejado de este escritor, mi reencuentro con Stephen King fue tan satisfactorio que he decidido ir catando algunos de sus principales libros poco a poco. Éste está considerado uno de los mejores por buena parte de sus fans, y la verdad es que no me ha decepcionado.

Sinopsis:
Paul Sheldon es un escritor que sufre un grave accidente y recobra el conocimiento en una apartada casa en la que vive una sospechosa mujer, corpulenta y de extraño carácter. Se trata de una antigua enfermera, involucrada en varias muertes misteriosas ocurridas en diversos hospitales. Fanática de un personaje de una serie de libros que él ha decidido dejar de escribir, está dispuesta a hacer todo lo necesario para "convencerlo" de que retome la escritura. Esta mujer es capaz de los mayores horrores, y Paul, con las piernas rotas y entre terribles dolores, tendrá que luchar por su vida. Un relato obsesivo y aterrador, que solo Stephen King podía ofrecemos.

Crítica: Espléndido thriller con trasfondo autobiográfico
Stephen King está considerado como el arquetipo de los escritores de best-sellers en su peor acepción: libros de lectura facilona que se escriben como quien hace rosquillas, que se leen como quien se bebe una coca-cola de un trago, y que, como ésta, no aportan más que un momento refrescante. Y, sin embargo, por lo poco que llevo leído de este autor últimamente, creo que los libros de King tienen siempre algo más. Su calidad está por encima de la media de esta categoría por varias razones, pero principalmente porque suele otorgar a sus personajes una profundidad muy superior a la habitual del género. En este libro en concreto, King no sólo ha escrito una soberbia novela de intriga, sino que ha vertido en su protagonista muchas de sus propias vivencias como escritor.

En realidad, la estructura de la novela es simple: un escritor se ve de repente secuestrado por una desequilibrada mental, sin ninguna posibilidad de escapar y totalmente a su merced. En realidad, no es un tema nuevo, hay centenares de libros y películas que siguen exactamente este mismo esquema, y la mayoría optan por lo fácil: tensión, búsqueda de formas de escapar, jugueteos del sádico con su víctima… y poco más, hasta llegar al desenlace.

En Misery hay más… y menos. Menos tensión explícita, menos acción, y mucha más psicología. Mucha tensión psicológica, mucho meternos en la cabeza del protagonista, y no tanta acción “real” (aunque, cuando la hay, también es soberbia). Y, mezclado entre todo ello, reflexiones del protagonista sobre el oficio de escritor. Reflexiones en las que se ven con claridad los rasgos autobiográficos que comentaba al principio.

King utiliza a su protagonista para mostrar una parte de sí mismo. Es mi opinión, pero no creo equivocarme. Aparecen detalles tanto introspectivos como más globales: el amor del autor por su trabajo, el aislamiento del resto que supone sumergirse en la obra, cómo ésta a veces parece tener vida propia más allá de lo que el autor podía haber pensado inicialmente… también, detalles de las técnicas del oficio, o de las relaciones del autor con el mundo editorial. Como King, el protagonista escribe novelas comerciales y facilonas, muy alejadas de la “buena literatura”, y es consciente de ello, de sus limitaciones como escritor, aunque tenga un gran éxito de ventas. Y, al igual que King en su vida real, con el éxito y la fama el protagonista ha caído en el alcoholismo y la drogadicción. Son muchos detalles, algunos pequeños… pero sí, no creo equivocarme si digo que hay mucho de autobiográfico en esta novela. Esto era algo que tenía bastante claro mientras la iba leyendo, pero la última frase del libro, aunque pueda tener diferentes interpretaciones, me lo confirmó sin ninguna duda: “Ahora ya he contado mi historia”.

Por lo demás… simplemente deciros que si buscáis un buen libro ligero, una lectura refrescante de verano que no llegue a ofender a vuestras neuronas, un libro de intriga bien resuelto y que no caiga en tópicos, o una lectura de entretenimiento de cierta calidad…. no lo dudéis: Misery os atrapará. Aunque, si sois sensibles, también os advierto que tiene un par de escenas un poco duras…

P.D.: Estaba yo releyendo esta entrada meses después de haberla escrito (no me preguntéis por qué...), y creo que en esa última frase del libro, Ahora ya he contado mi historia”, hace referencia a bastante más que a las evidentes notas autobiográficas. Porque quizás pueda tomarse todo el libro como una metáfora de su vida, donde la protagonista que lo tiene atrapado y que le va destrozando poco a poco no es otra que la droga. He hecho una pequeña comprobación, y, efectivamente, la fecha en que se publicó este libro (1987) se corresponde con su salida del hoyo de la adicción al alcohol y las drogas, en el que llevaba más de 10 años metido. Creo ahora que esa última frase del libro tiene mucho más fondo del que me pareció en un principio. Aunque sólo es mi opinión...

NOTA: La imagen que acompaña a esta entrada es de un cartel de la película basada en el libro. La razón es que me parece mucho mejor que cualquiera de las portadas chorreantes de sangre con las que salió el libro a la venta en España, y que no se corresponden, desde mi punto de vista, con el contenido o el espíritu de la novela.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada