29 de mayo de 2014

[Libros] La bailarina y el inglés – Emilio Calderón (2009)

Sinopsis:
Ésta es la insólita aventura de un británico, nacido en la India, en tiempos de la Segunda Guerra Mundial.
Masters es nombrado, sin ninguna experiencia, jefe de la policía de Jay Town. Sonámbulo, enamorado de la bailarina Lalita Kadori y dueño de Henry II, el arma con que se comete un crimen, asiste perplejo a un brusco cambio de su destino en el que sus relaciones sólo parecen jugar en contra. Se ve inmerso, así, en una conspiración que puede llevarlo a la cárcel sin que alcance a comprender lo ocurrido.
Colonizadores e independentistas protagonizan esta asombrosa novela repleta de intriga y traición.
La bailarina y el inglés se recorre con una sonrisa.
Finalista Premio Planeta 2009.

Crítica personal: Se deja leer
Lo primero que destacaría de este libro una vez leído es su título, que no parece irle demasiado bien. Me refiero a que el título parece sugerir que nos hallamos ante un melodrama romántico, y no es así en absoluto. Se trata en realidad de una novela “mixta”, mitad costumbrista, mitad policíaca; y, de hecho, la bailarina a la que hace referencia el título, aunque tenga una cierta importancia en la trama, es en realidad un personaje muy secundario en la historia.

Por otra parte, estas dos facetas del texto a las que he hecho referencia, la de novela costumbrista (e histórica a la vez) y la trama policíaca, están también muy diferenciadas tanto en cuanto a la estructura de la novela como en cuanto a calidad.

Referido a la estructura, casi podríamos dividir el libro por la mitad, ya que la trama policíaca está totalmente ausente en la primera parte del libro, arrancando una vez alcanzada la mitad del texto. Y en cuanto a calidad, también personalmente he notado una gran diferencia, ya que la parte costumbrista del libro me ha parecido bien lograda, mientras que la parte policíaca me ha parecido bastante pobre, en muchos sentidos.

Lo más destacable de este libro, para mí, es el buen retrato que realiza del final de la época colonial en la India y de la convivencia entre colonos (ingleses) y nativos. A nivel social se plasma de forma bastante interesante la forma de vida y las relaciones entre unos y otros, así como curiosidades del entorno (los tigres devoradores de hombres o los elefantes enloquecidos, por ejemplo) y de la sociedad india (especialmente destacable cuando se describe la forma de vida y costumbres de los marajás). También a nivel histórico, aunque sea en un segundo plano, está bien documentado tanto el nacimiento del movimiento independentista indio (Gandhi, el Partido del Congreso, la resistencia pacífica, la represión británica…) como la influencia de la Segunda Guerra Mundial (el avance japonés hacia territorio indio, el Ejército Nacional Hindú reclutado por las fuerzas del Eje, las actividades filonazis de algunos británicos, etc). Para mí lo más valorable del libro es justamente eso, que describe razonablemente bien la vida de un inglés en la India en aquel contexto.

Sin embargo, la parte de intriga o policíaca me ha parecido muy pobre. Especialmente en cuanto a su resolución: sin ningún tipo de pista de por medio, de repente el protagonista resuelve el misterio por inspiración divina, de repente se le ocurre una teoría de lo más enrevesada que lo explicaría todo, y resulta que acierta. Demasiado inverosímil.

Pese a todo, esta parte policíaca me ha parecido más bien secundaria. De hecho, creo que el libro habría quedado mucho mejor sin ella, si simplemente hubiera seguido desarrollando la historia de su primera parte. Si simplemente se hubiera desarrollado la historia romántica que parece indicar su título (y que brilla por su ausencia, ya que, si bien el protagonista se enamora de la bailarina, esto prácticamente se menciona en un par de frases y punto, es un tema que no se desarrolla en absoluto), el libro me habría parecido más redondo. Haber desarrollado un drama romántico sobre los problemas de una relación inter-racial en aquel contexto, aunque algo tópico y previsible, creo que hubiera sido más interesante que esa pobre historieta policíaca con barniz político. Pero bueno, supongo que es cuestión de gustos, y habrá quien prefiera este toque de intriga, aunque sea pobre y descafeinada.

En resumen: una novela un tanto irregular aunque agradable de leer. De esas que no te marcan la vida, pero que tampoco te hacen pensar que has perdido el tiempo. Una lectura más. Del montón, probablemente… pero es que en realidad esas suelen ser la mayoría.

Al menos he aprendido un par de cosas interesantes, como que los elefantes odian el color blanco y que a los marajás se la sujetaba un criado cuando tenían que mear. Supongo que sólo por eso (y alguna que otra cosilla más) ya he sacado algo de su lectura… ;-)

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada