30 de noviembre de 2012

[Libros] 22/11/63 - Stephen King (2011)


He leído muy poquito de Stephen King, algo curioso, siendo uno de los autores más prolíficos de nuestros tiempos. Y lo cierto es que no sé bien por qué: supongo que lo tenía catalogado como autor de novelas de terror, atractivas para adolescentes y poco más. Qué equivocado estaba…

Hasta este momento sólo llevo leídos tres libros suyos: El resplandor, que lo leí de adolescente y me encantó (llegué a pasar miedo de verdad, lo que no me ha pasado con ningún otro libro), La larga marcha, un relato corto excesivamente alargado que leí el año pasado y me decepcionó bastante… y éste, que me encantó. No será el último…

Sinopsis:
En Dallas, el 22 de noviembre 1963, el presidente Kennedy fue asesinado. Aquel día el mundo cambió. Si tú pudieras cambiar la historia, ¿lo harías?
El 22 de noviembre de1963 tres disparos resonaron en Dallas. Murió el presidente Kennedy, y el mundo cambió. ¿Qué harías tú si pudieras impedirlo?
En esta novela brillante, Stephen King acompaña al lector en un viaje maravilloso al pasado y en un intento de cambiar lo que pasó. Durante casi 900 páginas nos ofrece un impecable retrato social, político y cultural del final de los años 50 y principios de los 60; un mundo marcado por coches enormes, Elvis Presley y el humo de los cigarrillos que flota por todas partes.
Todo empieza con Jake Epping, profesor de inglés en el instituto de Lisbon Falls, Maine, que se gana un sueldo extra con clases nocturnas para adultos. Un día les pide a sus estudiantes que escriban sobre un acontecimiento que les haya cambiado la vida, y una de estas redacciones le impactará profundamente: la historia cruenta de una noche de hace cincuenta años cuando el padre de Harry Dunning volvió a casa para matar a su madre, hermano y hermana con un martillo.
Al leer esta redacción algo cambia en Jake; su vida, igual que aquel día en Dallas de 1963, cambia por completo en tan solo un instante. Poco después su amigo Al, propietario de un diner en su barrio, le descubre un secreto: en el almacén hay una puerta que conduce al pasado, a un día en particular del año 1958. Y Al le pide a Jake que le ayude con una misión que le obsesiona: impedir el asesinato de Kennedy.
Y así comienza la nueva vida de Jake como George Amberson, en un mundo muy diferente. En él, George se enamorará mientras sigue el rastro de Lee Harvey Oswald hacia un momento histórico que quizás ahora nunca se produzca.
Un viaje al pasado nunca ha sido tan creíble, ni tan terrorífico.

Crítica personal: Apasionante

Empecé este libro con curiosidad pero también con ciertas reservas. La sinopsis sonaba atractiva, y las críticas eran espléndidas, pero mi experiencia con el sr. King era agridulce: me encantó El resplandor cuando lo leí de joven, pero desde entonces mis gustos literarios seguramente habían cambiado mucho, y el otro que leí, un año atrás (La larga marcha) me había resultado ramplón. Así que no sabía bien a qué atenerme. Pero me apetecía una lectura ligera y pensé que era una buena ocasión para darle otra oportunidad a este escritor.

Nada más empezarlo, el libro me enganchó. Me gustaba su estilo, muy diferente a lo que esperaba encontrar: esperaba un texto simplón, sin profundidad, centrado en la acción o la tensión y poco más, el típico “best-seller” en su peor acepción de libro de usar y tirar, y sin embargo me encontré con un texto bastante cuidado, con una gran atención a los personajes, y que, sin necesidad de grandes aspavientos, atrapaba al lector. El protagonista me cayó bien enseguida, el texto resultaba ameno e interesante, y, sin necesidad de acción o tensión constantes, el caso es que no podía parar de leer. Lo dicho: el texto me enganchó desde el primer momento.

El meollo del libro se basa, como cuenta la sinopsis, en un viaje al pasado, y en los intentos de cambiar éste para así cambiar el futuro (o el presente). Un planteamiento atractivo, pero que, sin dejar de estar presente a lo largo de todo el libro, sin llegar a pasar a un segundo plano, comparte protagonismo con un relato de la vida en los años 50 y 60. Se aprovecha el choque de culturas que supone para el protagonista retroceder más de 50 años en el tiempo para describir de forma amena y brillante la América de aquella época. Las descripciones son estupendas, amenas y divertidas, y la atención a los sentimientos del protagonista le da vida a todo ello. La historia tiene un puntito de nostalgia entrañable, aunque sin caer en el tópico, y destacando también los defectos de la época, aquello que, afortunadamente, ha cambiado con el tiempo para bien.

El libro tiene un ritmo casi pausado, pero en cambio no pierde interés o amenidad. Mezclado con la vida cotidiana, son constantes los pequeños toques de intriga y tensión, que mantienen el interés por saber qué va a pasar y te impiden dejar la lectura.

Lo último que habría esperado encontrar en un libro como éste y de un autor como King (o del estereotipo que yo tenía en la mente del sr. King) era que incluyera una historia de amor que supone cerca de un 50% del libro. Y es que, como decía, la atención a los protagonistas, a sus sentimientos y su personalidad, es algo que me ha sorprendido muy gratamente, y el incluir una historia de amor a través del tiempo es algo que aporta a la vez humanidad e interés. Me ha gustado mucho.

Otra cosa que me ha llamado gratamente la atención ha sido lo profundamente que se ha documentado el autor para escribirlo; es algo que se nota al leerlo, y que se corrobora en unos comentarios del autor en el apéndice. Aunque en ocasiones llega a cansar un poquito el exceso de atención a la vida y milagros de Lee Harvey Oswald (quizás el único defecto del libro, aunque pequeño), es también una buena muestra del mucho estudio del tema que tiene el texto detrás.

En resumen, lo dicho: me ha encantado, mucho. Es un libro ameno, adictivo, con toques de emoción, intriga, ternura… un poco de todo. Y bien escrito. Ha sido una sorpresa de lo más agradable.

Nota personal: 9

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada